lunes, 16 de noviembre de 2009

Mi maleta de reciclaje

Meto mi corazón podrido para reciclarlo y obtener uno lleno de vida.
También pienso meter mis fantasmas para mandarlos al infierno de una vez.

Meteré todos mis malos recuerdos para quedarme con todos los buenos que son los que realmente perdurarán durante toda mi vida.

Reciclaré todos aquellos suspiros de amor para obtener el oxigeno que me devuelva la vida.

Te añadiré un reloj para que los días sin ti no se me hagan eternos.

También meto todas mis paranoias y desvaríos para evitar volverme loca.

Está muy claro que pienso meter el fuego, para obtener el agua que me ayude a apagar la llama de tu pasión.

No obstante, sé que debo añadir su ausencia, para reciclar el vacío que tengo ahora mismo y lograr la felicidad.


A todo esto te sumaré un calendario, para no volver a ver jamás ese fatídico 11 de Noviembre.

Por supuesto que meteré a la imbécil de mi cabeza, pues la que tengo no para de pensar día sí y día también en quien no debería.

Agregaré mis sueños, para no volver a soñar más con él y obtener noches de dulzura.

Espero que no se me olvide meter estas manos malvadas, puesto que todo lo que tocan lo hace añicos y me quedo con las nuevas que al fin y al cabo son las que llenarán de ternura todo lo que esté a su alcance.

Por último meteré todas mis copas de cristales para intentar obtener el plástico que nunca te cortará.

Y tras cerrarte con un candado, lanzo la llave a las profundidades de un río con tal de no abrirte jamás.


El resultado de este reciclaje será una chica completamente nueva y desconocida para el mundo.

10 comentarios:

*SKY SLX* dijo...

Buena idea CHDC, muy buena maleta de reciclaje, ya eston pensando en tener una, también, jejeje creo que de vez en cuando hace falta, para eso, para renovaros y sentirnos libres de nuevo. ¡¡¡Saludos!!!

La chica de cristal dijo...

Estas cosas es lo que deberiamos de hacer todo el mundo cuando rompemos con la persona que amamos o cuando esa persona rompe con nosotras/os y está muy claro que lo he puesto pensando en todas esas personas.

Me alegro mucho de verte de nuevo por aquí, miles de besitos y cuídate mucho.

esther220 dijo...

esto si que lo has escrito tu!!!
entonces ya no te vamos a reconocer más?

La chica de cristal dijo...

Pues nunca se sabe, a lo mejor quien sabe si algún día aparece una poesía mía en un libro que parece ser que tienen en mente crear 2 amigos bloggeros y si eso ocurre desde luego que se me reconocería a la 1ª de cambio.


Miles de besitos y cuídate mucho.

SoniCamalea dijo...

mmmmm vale, me hago cargo de la situacion. ¿reciclarse? pues si, a veces biene genial poner manos a la obra y romper las cadenas que nos atan al pasado, tarea complicada, pero se puede lograr.
Ten paciencia, todo llega y todo pasa...
un abrazon

Aniña dijo...

ojala que recicles asi...

Juan Ruiz dijo...

Introduce también muchas ilusiones, esas que mueven el mundo, esas que superan barreras, esas que nos hacen que nuestros pálpitos se aceleren y que nuestra mente vuele sin rumbo cierto pero con buenas intenciones,... Ilusiones que no deben morir por nada ni por nadie; esas que hay que mantener siempre. Ánimos, muchos ánimos!

La chica de cristal dijo...

SoniCamalea: Bienvenida a mi blog y muchas gracías por tu comentario.

A todo el mundo le viene bien eso de alejarse del pasado, pero por desgracía no es una tarea ni mucho menos fácil cuando en ese pasado se encuentra la persona que más has amado en tu vida (como es en mi caso) y recuerda "el amor es muy corto y el olvido es muy largo".

Aniña: Así es como quiero e intento reclicar, pero la verdad es que no es una tarea fácil, aunque sé que lo lograré y espero no olvidarme nunca de él porque desde luego que ha sido alguien muy importante en mi vida.

Juan Ruiz: Muchísimas gracías por tu consejo y descuida que meteré todo eso que me acabas de decir y muchas más cosas que puede que me haya dejado en el camino.


Miles de besitos a los 3 y a cuidarse mucho.

Óscar dijo...

Hola, la chica de cristal. Gracias por visitar mi blog y dejar un comentario en uno de mis poemas. Shakespeare dijo que "el amor es el hálito de los suspiros". Eso me recordó uno de los propósitos de tu maleta de reciclaje. Cuando nuestra vida llega a un punto de inflexión, tenemos que reinventarnos, renovar nuestras esperanzas e ilusiones y marcarnos nuevas metas (y cuanto más difíciles sean de alcanzar, tanto mejor).

Pareces una chica comprometida con los demás, a juzgar por lo que he leído en tu blog.

Un abrazo.

La chica de cristal dijo...

Bienvenido a mi blog y muchas gracias por tu comentario.

Pues la verdad es que tienes toda la razón del mundo y se puede decir que yo estoy en ese proceso que me acabas de nombrar.

Un besito y cuídate mucho.