miércoles, 22 de julio de 2009

El rencor, el enfado y el adiós

El rencor, el enfado y el adiós eterno son 3 términos muy comunes a día de hoy en las personas; dichos términos a veces se dan por separados, pero a veces se dan juntos y a día de hoy sigo preguntándome que es peor, si la idea de que se den juntos en la misma persona o si la idea de que se den por separado y en diferentes personas.

Cabe destacar que de los 3 términos el más común en mi opinión es el enfado y el menos es el rencor, pero lo que nunca he llegado a comprender a día de hoy es como a veces las personas somos tan sumamente tontas que la mayoría de las veces cometemos el error de llegar a enfadarnos por tonterías y con la persona menos indicada.


El rencor, el enfado y el adiós unido a la mentira son los términos que más odio desde que tenía uso de la razón, pero siempre he reconocido que el ser humano por desgracia somos el único animal capaz de tropezar 2 veces en la misma piedra y que dichos tropezones nos puede costar muy caros.


Yo personalmente (al igual que mucha gente) me he llegado a enfadar por chorradas con mi gente, pero siempre he sabido rectificar y pedir perdón cuando he visto que tenía que pedirlo, aunque a veces lo haya hecho demasiado tarde, pero se dice que rectificar es de sabios y que el rencor solo nos lleva a tener el alma sucia, por eso que en ocasiones me he llegado a preguntar si todas aquellas personas que están llenas de rencor tendrán la conciencia tranquila consigo mismas, pero desgraciadamente a día de hoy sigo sin haberle encontrado una respuesta más o menos lógica a mi pregunta.


Bajo mi punto de vista el adiós eterno es algo que no debería de existir entre las parejas tanto a nivel de amistad como a nivel de pareja, puesto que no podemos negar que la amistad es uno de los mayores tesoros que nos da la vida y por ello en muchas ocasiones se dan casos en los que alguien nos intenta poner en contra de una persona que saben que es muy importante en nuestra vida por varios motivos (a veces porque no se tragan y a veces por celos) y llegan al punto de meternos en un buen lío a la hora de tener que escoger entre una persona u otra.

El NO a veces se convierte en NUNCA JAMÁS, por eso aunque parezca mentira hay que tener mucho cuidado cuando decimos NO a alguien, pero es innegable que siempre se lo decimos a alguien y sin ir más lejos yo tuve que decírselo hace poco a un amigo y la verdad es que no me arrepiento de haberlo hecho dadas las circunstancías de que por más oportunidades que le había dado más oportunidades había desprediciado y llego el momento en el que tuve que decir "BASTA YA !!!".

Luchar por alguien nunca es una tarea fácil ni mucho menos es algo imposible, pero a veces es conveniente darse un tiempo para pararse a pensar y reflexionar que es lo que ha podido fallar para que esa persona se haya apartado de nuestra vida y haya llegado al punto de decirnos que nunca más quiere saber de nosotros.

Pero cuando la culpa no es nuestra y cuando estamos ante personas rencorosas o mentes retorcidas de estas que se empeñan en ver fantasmas por donde no los hay o de estas que nunca atienden a razones por más que le digas las cosas tal y como son.


La vida no siempre es de color de rosa, pero tampoco es tan oscura; la vida es tal y como es por mucho que nos empeñemos en verla como lo que no es, por ello mucha gente se aferra al lema de "a vivir la vida que son 2 días", pero desgraciadamente nunca caemos en la idea del peligro que puede suponer hacer ciertas locuras y mucha gente prefiere eso a tener que seguir teniendo la vida que no desea tener.

A mí me encantaría que lo único que nos separase de nuestra gente querida solo fuera la muerte y no los malos rollos o las 3ªs personas.

A día de hoy sigo estando en proceso de recuperarme por la ruptura de un ser querido, pero pese a todo lo mal que se pasa al tener que dejar a alguien, no puedo negar que las personas que he conocido son gente límpia llena de buenos sentimientos, gente que me entiende mejor que nadie al haber vivido situaciones similares, gente a la que NUNCA deseo perder y gente que puede contar conmigo para siempre.

Nunca me imagine que el saber perdonar fuera una de mis mayores facetas, pero la ilusión por querer volver con esos 2 amigos que me quitaron 3ªs personas me ha llevado a no perder nunca la esperanza, a madurar más a la hora de escojer entre unos u otros de mejor forma cuando alguien me intentan poner entre la espalda y la pared y sobretodo me ha llevado a ver la vida de otra forma.

Hacer borrón y cuenta nueva nunca es algo sencillo y no siempre depende de nosotros, por eso siempre voy a mantener por lema "NUNCA le digas a un ser querido adiós para siempre", porque todo el mundo se merece al menos una oportunidad y la vida da tantas vueltas que nunca sabemos lo que puede pasar.

Aquí os dejo una poesía dedicada a la amistad y espero que os guste.


Sigo llorando ante tu ausencia,
nada tiene sentido si tú no estás aquí,
las noches son muy oscuras sin tu presencía,
los días pasan y no dejo de pensar en ti.

El sol ya no asoma por mi ventana,
¿Dónde estás amado amigo?
¿Por qué tuviste que irte?
Y ¿qué sentido tiene mi vida si tú no estás?

Te extraño,
deseo ir a buscarte,
me muero por abrazarte,
pero sobretodo muero en silencio al no tenerte.

7 comentarios:

-=CID=- dijo...

La verdad es que son sentimientos negativos y perder a alguien por ellos es una pena.

La chica de cristal dijo...

Pues la verdad es que sí, pero lo que yo pretendo dar a entender con esta entrada es que no siempre que se rompe una relación de pareja o de amistad es por culpa de una sola persona y eso no quiere decir que seamos mejores o peores personas.

Juan Carlos dijo...

Yo he llegado a la conclusión de que un enfado tiene que durar, cómo mucho, hasta la noche del día siguiente a cuando te has enfadado. ¡Cómo mucho! Y mejor si sólo dura hasta cuando te vayas a dormir. Así, al día siguiente, te encuentras liberado. En cuanto a guardar rencor, no merece la pena: A mi me produce dolor de estómago y no me compensa.

Ronini dijo...

ójala todo el mundo fuera capaz de dar una ortunidad al menos...ójala, el mund sería mejor , pero como bien dices, el ser humano tiene grandes defectos que paliar, un beso guapa

La chica de cristal dijo...

Juan Carlos: eso que me acabas de decir díselo a Mr Blogger, porque anda que a él no le duran nada los enfados, a mí la gente rencorosa me produce asco y cuanto más lejos mucho mejor.

Ronini: Ojalá que el mundo girase en otro sentido y veriamos como iba a cambiar la cosa.

Miles de besitos a los 2 y a cuidarse mucho.

jonás dijo...

Hola. Gracias a tu comentario he podido encontrar tu blog, porque últimamente sólo tengo acceso desde el trabajo y eso me limita bastante.
me he sentido bastante identificado con esta entrada, más que nada con el hecho de que todo el mundo merece otra oportunidad. Soy de la opinión de que el perdón no implica la concesión de una segunda oportunidad. Jamás he perdido la amistad de nadie, aunque esa persona me haya hecho daño, pero en cada reconciliación (teniendo en cuenta siempre el tipo de relación) notaba que había algo que había cambiado. Con los amigos es muy fácil de llevar, y con la familia es algo automático, casi instintivo. Pero en una relación de pareja para mí supone una pérdida de confianza, y en el caso de una relación que tuve, aunque he llegado a perdonar; sinceramente, sólo deseo que le vaya bien, pero el contacto conmigo lo ha perdido. Entre otras cosas, porque no hay muchas cosas que mantengamos en común.
En fin, descubrirme tu blog ha sido todo un regalo.

La chica de cristal dijo...

jonás bienvenido y me alegro mucho de que descubrir mi blog haya sido todo un regalo para ti.

Un besito y estamos en contacto.