jueves, 22 de mayo de 2008

Carta al recuerdo

Querido recuerdo:

Sé que mi carta jamás la entenderás si llegas a leerla, pero sinceramente esto es algo que no me sorprende, pues la verdad es que reconozco que ni yo misma sé para y/o porque te la estoy escribiendo, aunque supongo que puede que en parte lo esté haciendo para desahogarme y para decirte todas aquellas cosas que en su momento jamás pude decirte.

Antes de empezar a hablarte (a escribirte en este caso) me gustaría pedirte perdón por adelantado por llamarte querido recuerdo, pero si te llamo así es porque creo que es el mejor calificativo que te puedo poner, ya que para mí a día de hoy le guste o no a la gente tú sigues siendo ese lindo recuerdo que aun circula por mi mente y ese alguien al que pase lo que pase jamás olvidaré.

Nunca quise perderte como amigo, pero desgraciadamente siempre fui consciente de que nuestra posible amistad iba a estar bastante influenciada por mi tormentosa relación de amistad con tu ex y con una persona que lo creas o no te tenía bastante engañado y a la que quizás tú tanto apreciabas en su momento (o eso me dabas a entender) y a quien posiblemente sigas apreciando a día de hoy, pero jamás me imaginé ni en mis peores sueños que dicha influencia llegase a acabar con nuestra posible amistad, pero sin embargo, siempre fui consciente del gran cariño que te tenía, de que pasará lo que pasará quería estar a tu lado (no me importaba nadie excepto tú) y de que si en un futuro no muy lejano llegaba ese fatídico día en el que te perdería para siempre (o al menos eso era lo que pensaba que podía llegar a suceder) en todos los sentidos jamás me iba a olvidar de ti, así como tampoco me iba a olvidar de esos escasos y agradables ratos que pase a tu lado y sobretodo de que jamás perdería la esperanza por llegar a recuperarte algún día como amigo.

Siempre le he dicho a todo el mundo que en esta vida nadie es perfecto y en más de una ocasión he llegado a reconocer que yo no lo soy (no recuerdo si alguna vez te llegué a hablar de esto), también he llegado a reconocer que el ser humano somos el único animal capaz de tropezar más de 2 veces en la misma piedra, pero que a base de tortas (por no poner un taco) aprendemos lo que está bien y lo que no.

Si hay algo de lo que jamás me he arrepentido y que nunca me arrepentiré de haber hecho con respeto a ti, es de haberte dado ese pequeño y gran chivatazo que te dí con respeto a la trampa que tu ex deseaba tenderte, pues creo que si hay algo que yo jamás hubiera soportado era la idea de ver como intentaba hundirte una vez más y lo que más me dolió de ese tema (me creas o no) no fue ver lo que ella te quería hacer, ya que de ella me esperaba cualquier cosa (creo que tú también), sino que al decírtelo note que desconocías por completo semejantes intenciones, con lo que deducí que tu gran amigo (la persona que quizás tanto apreciabas y en la que tanto creías) no te había dicho nada aun sabiéndolo incluso mejor que yo.

Al ver la reacción que tuvo tu gran amigo empecé a pensar que no te apreciaba tanto como él quería dar a entender y que le importaba lo más mínimo lo que te pudiera suceder, cosa que me pareció de no ser tan buen como aparentaba, con lo que cuando se lo dije a él con anterioridad (me refiero a que antes de decirte a ti nada se lo dije a él) rápidamente capte que pasaba por completo del tema y hay fue cuando decidí actuar y soltártelo yo.

Entre las muchas cosas de las que me pueda arrepentir con respeto a ti, destaco el haberte hecho sentir en 2 ocasiones que te traicioné, pero como ya te explique en su momento nunca quise traicionarte, aunque desgraciadamente caí en una trampa de tu ex al no sospechar que ella iba a guardar un documento en un lugar en donde tú lo pudieras ver y que tanto daño te pudo causar entre otras muchas cosas.

No se trataba de quien era más inteligente y de quien no lo era; creo que yo fui mucho más lista que ella para devolverla (sin que ella se diera cuenta) todo el daño que me hizo al separarme de la persona a la que tanto quería y al intentar ponerme en tu contra siempre sin obtener ninguna clase de éxito.

No puedo negarte que en miles de ocasiones he llegado a pensar que tu ex nunca me quiso como amiga, puesto que a veces pienso que estuvo a mí lado por el puro interés que pudiera tener a hundirte, ya que ella sola carecía de la inteligencia que yo tengo y sinceramente supo aprovechar al 100% mi mala racha al dejarme mi ex para luego separarme de quien menos debía.

A día de hoy pienso que en esta vida hay que ser muy cabrón (con perdón por el taco) para que nadie nos pisoteé, para que nadie nos maneje a su antojo y como no, para que nadie se crea con unos ciertos derechos inesistentes (me refiero a que no tienen derecho) a decirle a las personas con quien debe de estar y si la persona a la que tanto queremos (da igual en que sentido sea) nos conviene o no; esto es algo que tú me enseñaste y que siempre tendré muy en cuenta a lo largo de toda mi vida.

Querido recuerdo, nunca olvides de que antes de que pasará todo eso que paso yo era una chica súper feliz que lo tenía todo, me llevaba muy bien con todo el mundo incluso con tu ex desde hacía un largo tiempo y además estaba muy enamorada de un chico (mi ex) que en su momento me amaba, pero al poco tiempo de dejarme mi chico para volver con su ex novia sufrí otro gran palo, como lo fue perder por culpa de tu ex a esa persona que para mí era como una hermana y la que al parecer tan bien os hablo de mí a todos los miembros del grupo (o eso me distes a entender un día) incluyendo a su marido.

Querido recuerdo, yo jamás le he negado a nadie que el abandono de mi ex me influyo de tal manera que no fui capaz de reaccionar a tiempo ante las cosas que empezaban a ocurrir con tu ex, puesto que realmente nunca estuve tan ciega como para no ver las cosas, es más mi 6º sentido nunca me lo permitio ni en mis sueños, pero en ese momento carecía de esa fuerza e inteligencia interior que tanto me había caracterizado con anterioridad, por lo que tarde en actuar como debí haber hecho antes, pero tal fue el daño que me hizo que decidí vengarme de ella y me daba igual los métodos que tuviera que usar.

Puede que mi venganza no fuera la que debería de haber empleado, pero si nunca te dije nada de esto fue por temor a que mi plan se viniera abajo y jamás en mi vida pensé que fuera a descubrir tantas cosas como pude acabar descubriendo y ni mucho menos se me paso por la cabeza la idea de que quizás muchas o algunas de ellas tú no las sabías.

Nunca me había vengado de nadie en toda mi vida, aunque se dice que en esta vida siempre hay una 1ª vez para todo, tampoco sé exactamente porque lo hice, creo que me pudo el dolor, la rabia por la impotencia que sentía de no saber como reaccionar ante semejante situación, pero si sé de sobra que se lo mereció, que nunca me arrepentiré y que lo volvería a hacer, aunque eso sí, está vez usaría otras formas y procuraría no arrastrar a quien no se lo merezca, y que en este caso eras tú.

Si hay algo que he aprendido de todo esto ha sido que he escarmentado hasta llegar al punto de no dejarme manipular por nadie y a no consentir que entre en mi vida una 3ª persona capaz de separarme de alguien que sea muy importante para mí y sobretodo he visto el lado malo y bueno que conlleva vengarse de alguien.

La verdad es que en todo este tiempo que tú y yo llevamos sin hablarnos no ha habido ni un solo día en el que no me haya acordado de ti, en el que no me haya acostado sin preguntarme porque te tuve que perder, en el que no haya soñado con volver contigo como amiga, en el que no me haya preguntado si tú te acordarás de mí para bien o para mal, ni siquiera me he olvidado de todo lo que me pudiste enseñar en tan poco tiempo y ni mucho menos me he olvidado de ese lado tan bueno que encontré en tu interior, a pensar de que más de una persona te pintaba como a un demonio y a ese alguien que solamente tenía unas malísimas cualidades como persona.

En el mes de Septiembre deje definitivamente a estas 2 personas de las que te hablo, habiendo dejado anteriormente en el mes de Marzo a otra persona que pertenecía al mismo bando y lo cierto es que fue dejar a estas personas y recuperar mi anterior vida, pero con la ausencia de las 3 personas que tan importantes habíais sido para mí (tú, mi ex y la persona a la que consideraba mi hermana) y de quienes a día guardo un bonito recuerdo.

Ahora todo esto ya no es más que un oscuro y lejano pasado, aunque nunca lo olvidaremos al 100%, al menos será algo que nos dejará de atormentar y por fin podremos seguir con nuestras vidas con normalidad como si nada de esto nos hubiera sucedido.

Pero para mí lo más importante de haber dejado a esa gente no ha sido solamente que he recuperado mi anterior vida, sino que interiormente me he hecho mucho más fuerte y que por fin he vuelto a sonreír.

Querido recuerdo a todo esto solo me queda por decirte que como tú bien sabrás la vida son 2 días, que debemos vivirla a tope al lado de las personas que nos quieren de verdad, que nunca he dudado de tu inteligencia, que me hubiese encantado haberte podido demostrar todas y cada una de aquellas cualidades buenas que tengo al igual que las tienes tú, que jamás te he cerrado las puertas a una posible vuelta como amigos, pues se dice que en esta vida todo el mundo se merece una 2ª oportunidad, aunque yo siempre he sido partidaria de que hay personas que si se la merecen de verdad y otras que no se la merecen.

Con esta carta no pretendo hacer llorar a nadie, ni mucho menos pretendo dar pena a la gente que la lea, sino que lo que más bien espero y deseo es que si tú lees esta carta te sirva como una declaración de todo lo que siempre quise decirte y nunca pude.

Siempre Me Acordaré De Ti (S.M.A.D.T) corazón.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola madrileña, te saluda una de Mallorca (aunq no mallorquina). Como siempre digo, las cosas buenas se encuentran por casualidad, y he leído parte de tu blog, me encanta!!!, sobre todo ver con qué fuerza afrontas la vida, el amor, las metas... es increíble. Yo no tengo blog, simplemente escribo el de mi perrita www.nanyguau.blogspot.com, que de no habla absolutamente nada...
En fin, que pases un buen fin de semana y sigue escribiendo! ;).
Bárbara.

Vanessa dijo...

Bárbara me alegra mucho ver que mi blog te ha encantado y nada que yo también te deseo que pases un buen fin de semana.

Miles de abrazos y cuídate mucho.