lunes, 21 de febrero de 2011

Una amistad arrojada al viento

Una amistad arrojada al viento,
capz de dejarme un enorme vacio,
sé que ahora ya no tengo nada,
y nadie me importa como tú.

Aún me quedan muchas noches de soledad,
en las que mis ojos seguirán llenos de lagrimas,
y mis labios gritarán tu nombre en plena oscuridad.



Mi corazón se rompio en 2 partes,
dejo mi rostro sin sonrisa,
arranco parte de mis sueños,
y casí se lleva la pluma que hoy te escribe a ti.



Mi jardín ya no florece,
ante la ausencía de la luz de tus ojos,
y de los rayos del sol.


Hoy mi interior grita que nada es tan especial, como era tu amistad,
que nada fue tan perfecto para mí, como lo eras tú,
y que gracías a ti hoy soy la poeta de cristal.


EDU TE ECHO MUCHO DE MENOS MI POETA

4 comentarios:

teologiadeS dijo...

El tiempo curará el dolor y seguramente aparecerá un nuevo poeta y un nuevo amigo.

Un saludo.

La chica de cristal dijo...

El nuevo poeta ya está en mi vida, pero no trajo la felicidad y la luz que me daba Edu.

Muchas gracías por tu comentario y tus ánimos.

Mil besos y cuídate mucho.

Jairo Andres Loaiza-Espinoza dijo...

Tiempo al tiempo dicen mi amiga querida...

La espera duele pero el tiempo nos da las respuestas....

un abrazo amiga querida.

JALE

La chica de cristal dijo...

Ahora mismo sigo triste y extrañándole mucho, pero lo superaré y saldré adelante sola como siempre.

Millones de besitos y cuídate mucho.