miércoles, 8 de septiembre de 2010

Hoy ...

... te necesito más que nunca,
... sé que daría lo que fuera por llenarte de algodones,
... sigo reconociendo que la vida no es igual ante tu ausencía.

Precisamente hoy es el día que más añoro tus besos, tus caricias y tu calor.

... no sonó mi despetador,
... el cielo amanecio gris,
y un fuerte viento nocturno sacudirá mis cristales.

... otra vez soñé contigo,
... grité al cielo que vuelvas,
y escribí tu nombre en mi ventana.


Hoy por fin me dí cuenta de que siempre te amaré.

7 comentarios:

don vito dijo...

hola, bello, íntimo, precioso,gracias por compartirlo, he venido para quedarme, dónde mejor..? pasa buen día, gracias, besos.

La chica de cristal dijo...

Muchas gracías por tu comentario y no olvides que puedes quedarte aquí el tiempo que desees.

Si esto fuese un examen tendría un 0 patatero, pues creo que es la peor poesía que he podido escribir y la verdad es que lo único que deseo es llegar a escribirlas mucho mejor.

Besos para ti y pasa una bella noche.

Patricia 333 dijo...

otra vez soñé contigo,
... grité al cielo que vuelvas,
y escribí tu nombre en mi ventana.

Cuantas veces hemos gritado al cielo para que regrese el amor a nuestras vidas

Muy bello el poema

Un abrazo

La chica de cristal dijo...

Muchas veces hemos gritado eso y otras cosas.

Sé que nunca volverá y que tengo muy buenos/as amigos/as, pero me falta él y aunque sé que nunca volverá y que el amor no es eterno, está muy claro que nunca le olvidaré y que los recuerdos son los que perduran.

Miles de besitos y cuídate mucho.

Jairo Andres Loaiza-Espinoza dijo...

bellas letras como siempre Vane... tus letras inspiran por ser bellas y puras...

un abrazo querida amiga...

JALE

La chica de cristal dijo...

Gracias amigo y lo mismo te digo cielo.

Miles de besitos y cuídate mucho.

teologiadeS dijo...

Conozco esa sensación. Querer algo o necesitarlo simplemente necesitarlo y a lo mejor no poderlo tener.

Un saludo