jueves, 3 de junio de 2010

Cuéntame al oido si esta vez

Cuéntame como te sientes ante mi ausencia,
lo que sueñas cada noche que no estoy a tu lado,
lo que darías por oír nuevamente mi voz,
si tu corazón aún late por mí,
y si tus ojos se humedecen al recordarme.

Cuéntame todo lo que hablas con tu almohada,
aquello que nunca te atreviste a decirme a la cara,
lo que te dicta la razón,
y lo que te ordena tu corazón.

Cuéntame entre susurros por quien suspiras de amor,
si aún guardas en tu interior algo de nuestro amor,
si el mayor dolor realmente es el olvido,
y si a día de hoy tienes un baúl de recuerdos de lo que vivimos juntos.

Cuéntame en secreto cuales eran tus miedos,
cual es tu deseo más oculto,
todas tus inquietudes,
el recuerdo más bello que a día de guardes de mí,
y sigues siendo esa linda marioneta que conocí.

Cuéntame entre besos si aún eres tan sentimental,
si todavía estamos ante esa persona tan nostálgica que conocí,
si ya eres capaz de hacer de tus versos esa poesía capaz de llegarme al corazón,
y si has aprendido algo nuevo del pasado.

Cuéntame gritando porque te tuvistes que marchar,
lo que estarías dispuesto a hacer por recuperarme,
todo lo que cambiarías de aquel amor,
y si a día de hoy sigues suspirando de amor por ella.

Cuéntame entre golpazos en la pared porque la vida a veces es un infierno,
cuantos protocolos sere capaz de saltarme,
si el chocolate te sigue recordando nuestras fantasías,
si existirán los bonitos finales,
y si alguien te ha llegado a hablar de mí.

Cuéntame a modo de guitarra cual es la canción que te identifica conmigo,
si eres capaz de escribir poesías al estilo Bécquer,
porque del amor al odio hay un solo paso,
y dime que es la distancia para ti.

Cuéntame todo lo que desees y nada a la vez,
dime si ahora puedo gritar con total libertad que te amaba,
si mis cristales algún día dejarán de cortarte,
si te gustaría retroceder en el tiempo,
si la vida tarde o temprano le dará una 2ª oportunidad a nuestro amor,
si algún día lograré esas alas que me ayuden a volar hacía ti,
lo que te dicen las estrellas cada noche,
y si la Luna vela tus noches de soledad.

Cuéntame muy bajito si tu cielo amanece gris,
o si tiene ese azul cielo que tanto me gusta ver,
si el amor de un poeta es lo que yo necesito,
y si lograremos la libertad que tanto nombra Miguel Hernández.

Cuéntame que tiene de cierto aquello de que el hombre mueve la poesía,
si esta poesía llegará a lo más profundo de tu corazón,
pero sobre todo cuéntame al oído si está vez dejarás que te ame por última vez,
y que cuando ello suceda el tiempo nos detendrá en el beso.

Cuéntame entre lamentones si tus platanos verdes son el verde esperanza que necesito,
si mi mundo realmente es la poesía,
si con el agua de tus mares apagaré la llama de tu pasión,
donde se encuentra mi verdadero amor,
porque odio tanto el lujo,
y porque lloró de impotencía ante la muerte de un animal.

Cuéntame entre maullidos quien crees que soy,
y cual crees que es mi verdadero mundo.

Cuéntame si lograré seguir escapando de los hospitales y el yodo de las escayolas,
hasta donde puedo llegar con mis poesías,
pero sobre todo cuéntame si lograré ser una escritora de cristal reconocida por la sociedad.

2 comentarios:

Edu dijo...

Muy bello y emocional Vane.
Un Abrazo

La chica de cristal dijo...

Me alegro que te haya gustado.

Miles de besitos y cuídate mucho.